Breve Historia de la Capoeira.

La historia que ahora nos ocupa comenzó allá por el año 1450, coincidiendo con la conocida como época de la colonización y los grandes descubrimientos, llamada así por los europeos aunque en realidad se dedicaron a repartirse el mundo, usurpando y robando a otras culturas y civilizaciones.

Fue especialmente importante lo sucedido en el continente americano, supuestamente descubierto por Cristobal Colón en 1492; a él debemos otorgarle el origen del término colonización y de todos sus derivados.

En este caso en particular fue Portugal quien trasladó esclavos africanos (procedentes de Congo, Angola, Mozambique…) al nuevo territorio en América del Sur conocido como Brasil. Estos esclavos eran transportados en Navíos Negreros como mercancías de poco valor a los nuevos territorios en ultramar.

Los esclavos eran hacinados y amontonados, muchos ya perecían en el penoso trayecto, sin billete de vuelta, y sus cuerpos inertes eran arrojados al mar, donde tan solo Ienmanjá (deidad afro-brasileña del culto religioso candomblé) podía apiadarse del alma de aquellos pobres desventurados.

Tras atravesar el océano Atlántico y arribar a puerto (siendo los de Pernambuco, Bahía y Río de Janeiro los que más tráfico recibieron) los esclavos que aun no tenían dueño eran subastados por los desalmados comerciantes; por lo general en aquella época las personas de color tenían menos valor que los animales de compañía.

Los negros eran llevados a las plantaciones para realizar cualquier tipo de tarea, desempeñando funciones en cultivo y recolección de café, caña de azúcar y/o algodón, cuidar del ganado o realizar labores de servicio doméstico.

En las plantaciones los esclavos eran obligados a trabajar a golpe de látigo por los capataces, que en muchas ocasiones era otro esclavo que había hecho méritos ante los amos y ocupaba una posición privilegiada a costa de maltratar a sus propios congéneres.

Cuando les era posible descansaban sus doloridos cuerpos en sucios barracones llamados Senzalas, exentos de toda comodidad.

No sé si es posible imaginar el sufrimiento de todos estos seres humanos cuyo único delito fue tener un color de piel y una cultura diferentes. Los pobres africanos se vieron de repente acosados y esclavizados, separados de su tierra natal y de sus familias, obligados a abandonar su idioma y costumbres y a trabajar a golpe de látigo y en condiciones infrahumanas.

Desde luego el negro ansiaba, anhelaba, recuperar su libertad pero en esas circunstancias se encontraba en clara desventaja, motivo por el cual el negro fue paciente… pero su lucha ya había comenzado a gestarse.

Algunos esclavos conseguían huir pero no tenían dónde ir y mucho menos podían pensar en regresar de nuevo a África. Estos esclavos huidos se ocultaban en los matorrales, los cuales eran conocidos por el nombre de capoeira.

También recibían este nombre las aves gallináceas silvestres (que se ocultaban en ellos) y las domésticas, extendiéndose este término a todo lo relacionado con ellas: desde las cestas en las cuales eran transportadas para su comercialización hasta los esclavos que las cargaban, así como el juego de destrezas físicas que estos mostraban a sus compañeros esclavos, a modo de entretenimiento lúdico.

Todos estos conceptos están relacionados hoy con el origen y significado del nombre de nuestra lucha, la Capoeira.

Los esclavos fugados se adentraban en zonas de difícil acceso de la jungla. En estos inhóspitos emplazamientos construyeron poblados conocidos por el nombre de Quilombos, que comenzaron a surgir allá por el año 1600.Los amos de los esclavos no renunciaban fácilmente a ellos e intentaban encontrar y asaltar estas, en principio, improvisadas poblaciones.

Pero los negros los defendían con fiereza y al no disponer de armas de fuego utilizaban tácticas como las emboscadas, apareciendo de repente de la selva, de los matorrales llamados capoeira, y utilizaban su cuerpo de manera ágil y sorprendente, golpeando con cualquier parte de su cuerpo.

Los blancos quedaron tan sorprendidos por este comportamiento y por la eficacia de la lucha que habían visto que empezaron a llamar a estos negros y a su lucha Capoeira. Así es como los Guerreros Capoeira comenzaron a ganar fama y a ser temidos.

Este fue el verdadero comienzo de la capoeira, aunque desde luego aun tenía poco que ver con la capoeira que hoy en día conocemos. Pero la semilla ya estaba plantada.

Ya fuera en libertad o en cautiverio la capoeira estaba prohibida, pues suponía un peligroso símbolo de rebeldía, identidad y esperanza que los señores blancos no podían tolerar.

Así con todo, el tiempo fue pasando y el negro vivió toda serie de penurias e injusticias, hasta que llegado el año 1888 fue firmada la Ley Aurea, mediante la cual quedaba abolida la esclavitud en Brasil.

Pero tanto el negro como la capoeira seguían siendo marginalizados, así como todo lo relacionado con la cultura afro-brasileña. Aun había mucho por hacer.

En 1900 nació, en el estado de Bahía, Mestre Bimba quién, con su esfuerzo y revisión de la capoeira y de su situación en la sociedad brasileña, pensó que la capoeira debía ser modernizada. De este modo Mestre Bimba creó la conocida como Capoeira Regional.

Curiosamente un año después de la firma de la Ley Aurea, en 1889, nació, también en Bahía, Mestre Pastinha, la otra figura que lavar la cara de la Capoeira pero defendiendo, en esta ocasión, los valores más tradicionales de esta disciplina, desarrollando la Capoeira Angola.

Mientras la Capoeira Angola se desarrollaba más próxima al suelo y con movimientos más superfluos, Mestre Bimba la puso en pie, resultando una Capoeira más directa y marcial, más apropiada para la lucha y el enfrentamiento con otras artes marciales.

Ambas escuelas, Angola y Regional, adoptaron, con algunas diferencias, el uso de instrumentos de percusión (berimbao, pandeiro y atabaque), cánticos, coros y palmas.

Ambos mestres ya fallecieron, Pastinha en 1981 y Bimba en 1974, no sin antes dejar un importante legado sobre el estudio y divulgación de la Capoeira moderna.

 

Se acepta una tercera forma de entender la capoeira y es la desarrollada por el Mestre Camisa, nacido también en Bahía en 1956, y conocida como Capoeira Contemporánea.

Esta capoeira es más expresiva que las dos anteriores, desarrollándose a un ritmo y alturas intermedias. Su jogo es rápido, audaz y en él los jogadores se miden mediante eficaces e increíbles movimientos.

A pesar de estos tres estilos, la capoeira ya existía antes de estos tres mestres. Es por este motivo que no son pocos los capoeiristas que opinan que la Capoeira siempre fue y siempre será tan solo una, resultando innecesario realizar tales distinciones y que lo único que debe hacer el jogador es obedecer el toque del berimbao de la forma apropiada.

 

 

Gracias a la labor de Mestre Pastinha y de Mestre Bimba, cada uno desde su particular punto de vista, se consiguió la legalización de la capoeira en la década de 1950. Pero la capoeira aun seguía siendo cosa de negros y marginales, aun tendrían que pasar muchas cosas y mucho tiempo para que la capoeira fuera realmente aceptada y bien acogida por el grueso de la sociedad brasileña.

Actualmente la Capoeira es estudiada y defendida en universidades y resulta muy difícil no encontrar capoeiristas en cualquier país del mundo, pues la semilla no sólo brotó sino que ya está, desde hace tiempo, ofreciendo generosos frutos. La Capoeira ya es de toda la humanidad.

Deja un comentario