10 Características de la Infancia.

En esta entrada reseñamos algunas de las características principales de los más pequeños de la casa.

Sin duda aún deben aprender muchas cosas, pero afortunadamente tienen toda la vida por delante para hacerlo.

El desarrollo de la vida está marcado por interesantes etapas, cada una de las cuales aporta un seguido de enseñanzas que las personas debemos incluir en nuestro acervo particular a fin de desarrollarnos y vivir más y mejor.

Sin lugar a dudas, la infancia es una de las etapas más importantes de la vida pues sobre ella se ha de edificar el futuro individuo.

La formación temprana en la infancia tiene una especial relevancia a la hora de construir la futura identidad de cada niño.

Tanto las cosas que debían suceder pero que no sucedieron o las cosas que no debían haber sucedido pero sí lo hicieron como los excesos o los defectos dejará en ellos una huella indeleble, y en ocasiones inadvertida, que afectará a su desarrollo de un modo u otro.

Un detalle muy importante es que los niñ@s aprenden por imitación. Esto debería indicar a los adultos la relevancia de ofrecer buenos modelos a los más pequeños.

Si nos preocupa su actitud y sus reacciones tal vez debamos revisar el ejemplo que ofrecemos a través de las nuestras.

 

La infancia es una etapa que requiere a cantidades iguales tanto de cuidado, protección y atención como de estímulo, desafío y libertad.

Estas son apenas 10 características que niños y niñas muestran antes de los 11 años:

  • hacen gala de una vitalidad casi infinita; desbordan energía y es normal, la necesitan para afrontar todos los retos que están por venir.
  • son más comunicativos y/o colaboradores; hablan más que menos y siempre están dispuestos a hacer esto o aquello otro.
  • nuestras explicaciones son toda su verdad; su mundo todavía es muy pequeño y nosotros somos la fuente principal a la que acuden para resolver cualquier duda que les pueda pasar por la cabeza.
  • somos sus principales referentes y su fuente de inspiración; papá y mamá son poco más que héroes, capaces de hacer y conseguir cualquier cosa. Siempre han estado ahí y, por ese mismo motivo, serán también los primeros en caer.
  • responden con más facilidad ante la autoridad; resulta relativamente más sencillo inducirles a hacer las cosas que les proponemos o imponerse ante sus insubordinaciones.
  • suelen mostrar bastante entusiasmo y curiosidad ante las novedades; todo es nuevo, desconocido y sorprendente para ellos. Las cosas de los mayores molan y están esperando crecer para imitarnos.
  • sus esfuerzos siempre suelen recibir una valoración positiva; hasta la fecha todo lo que hacían era visto como una señal positiva de avance.
  • se les motiva desde una perspectiva más positiva; se entiende que es más favorable aplicar un filtro positivista a la hora de invitarles a esforzarse más y se les facilita todo tipo de ayuda. Se valora el esfuerzo y el intento por encima de los resultados.
  • hasta ahora han contado con más privilegios que responsabilidades; no equilibrar esta balanza será motivo de futuros problemas a estos respectos.
  • son como un espejo; para bien o para regular ellos nos devuelven el reflejo de nuestra actitud general hacia la vida. Ellos no saben… ellos copian y eso sí saben hacerlo muy bien.

Sin duda alguna, los más pequeños aún deben aprender muchas cosas, pero afortunadamente tienen toda la vida por delante para hacerlo. Ofrezcámosles el mejor inicio posible.

Deja un comentario